Todo sobre el dolor Para pacientes y profesionales de la salud

Publicado: 06 de abril de 2016 Última Revisión: 19 de septiembre de 2017

Dispepsia o Dolor abdominal

Se denomina dolor abdominal al que se siente en el área entre el pecho y la ingle, a menudo denominada región estomacal o vientre.

El dolor abdominal es un síntoma muy inespecífico en sí mismo y puede deberse a muchos procesos del aparato digestivo, pero en ocasiones es un síntoma referido de problemas que se producen en otros lugares del cuerpo humano. El dolor abdominal abarca:

  • Dolor generalizado: esto significa que usted lo siente en más de la mitad del abdomen. Este tipo de dolor es más típico de un virus estomacal, indigestión o gases. Si el dolor se vuelve más intenso, puede ser causado por un bloqueo de los intestinos.
  • Dolor localizado: se presenta en sólo una zona del abdomen. Es más probable que este tipo de dolor sea un signo de un problema en un órgano, como el apéndice, la vesícula biliar o el estómago.
  • Dolor tipo calambre: la mayoría de las veces este dolor no es grave y es más probable que se deba a gases y distensión. Con frecuencia va seguido de diarrea. Los signos más preocupantes abarcan dolor que se presenta con más frecuencia, dura más de 24 horas o está acompañado de fiebre.
  • Dolor tipo cólico: este tipo de dolor viene en oleadas, por lo regular empieza y acaba repentinamente, y con frecuencia es intenso. Los cálculos renales y biliares son causas comunes de este tipo de dolor abdominal.

Causas del dolor abdominal en niños y adultos

  • Estreñimiento
  • Síndrome del intestino irritable
  • Alergias o intolerancia a medicamentos (como la intolerancia a la lactosa)
  • Intoxicación alimentaria
  • Gastroenteritis vírica epidémica
  • Apendicitis
  • Aneurisma aórtico abdominal (abultamiento y debilitamiento de la arteria más importante del cuerpo)
  • Oclusión o bloqueo intestinal
  • Cáncer del estómago, el colon (intestino grueso) y otros órganos
  • Colecistitis (inflamación de la vesícula) con o sin cálculos
  • Disminución del riego sanguíneo a los intestinos (isquemia intestinal)
  • Diverticulitis (inflamación e infección del colon)
  • Acidez gástrica, indigestión o reflujo gastroesofágico (ERGE)
  • Enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa)
  • Cálculos renales
  • Pancreatitis (inflamación o infección del páncreas)
  • Úlceras

Causas del dolor abdominal en lactantes

  • Aerofagia y gases intestinales
  • Alergia alimentaria
  • Cólicos del lactante
  • Intolerancia a la lactosa (intolerancia de leche)
  • Intoxicación alimentaria

¿Qué es la dispepsia?

El término dispepsia define las molestias y el dolor localizados en la parte alta del abdomen. Estas molestias pueden presentar mayor o menor frecuencia e intensidad de síntomas, y acompañarse de náuseas, hinchazón abdominal, acidez, digestión pesada, eructos, regurgitaciones y vómitos.

Causas de la dispepsia:

  • Comida excesiva o muy condimentada.
  • Consumo de café, alcohol y/o tabaco.
  • Toma de ciertos medicamentos que lesionan la mucosa gástrica, como la aspirina o los antiinflamatorios.
  • Problemas psicológicos (estrés, ansiedad, depresión, etc.).
  • Úlceras en el estómago o en el duodeno. Las úlceras mayoritariamente se producen debido a una bacteria que se llama Helicobacter pylori.
  • Cáncer. Cuando estas molestias van acompañadas de pérdida de peso no intencionada, dolor al tragar los alimentos, sangrado o anemia, se ha de pensar en esta posibilidad.

Tratamiento de la dispepsia:

El tratamiento de la dispepsia depende de cuál sea su causa. Muchos de los pacientes con dispepsia pueden mejorar simplemente si modifican sus hábitos alimentarios (si se evitan aquellos alimentos que les causan molestias) y el estilo de vida (p. ej., si se deja de fumar), o si suprimen ciertos medicamentos nocivos para el estómago (aspirina, antiinflamatorios, etc.) Si se le diagnostica una infección por H. pylori, deberá recibir un tratamiento con antibióticos, cuya duración suele ser de 10 a 14 días. La combinación más empleada es la denominada terapia triple, que incluye dos antibióticos y un inhibidor del ácido. Es muy importante tomar la medicación de la forma y durante los días que su médico le indique, evitando saltarse tomas para no reducir la eficacia del tratamiento ni generar resistencias del germen a los antibióticos.

Tras realizar la endoscopia (en el caso de que sea necesaria), la mayor parte de los pacientes son catalogados de dispepsia funcional, esto es, sin causa aparente, por lo que se suele indicar el tratamiento más adecuado a sus síntomas. Este tratamiento podrá incluir fármacos que actúan disminuyendo la acidez del estómago (antisecretores) y fármacos que aceleran la digestión (procinéticos).

AYÚDENOS A MEJORAR

Nos gustaría recibir sus sugerencias para mejorar este artículo.

ESCRIBIR UN MENSAJE