Todo sobre el dolor Para pacientes y profesionales de la salud

Publicado: 04 de abril de 2016 Última Revisión: 11 de septiembre de 2017

Dolor en extremidades

El dolor en las extremidades se refiere a cualquier dolor muscular y articular que afecte a los brazos (brazo y antebrazo, codo y mano) y/o las piernas (muslo, pantorrilla, rodilla y pie).

El dolor en las extremidades se presenta con intensidades muy distintas. La intensidad de este tipo de dolor va desde el dolor agudo a una cronificación del dolor, en función de la causa que lo provoca. Puede afectar a una o a ambas extremidades, manifestarse de forma simétrica o unilateral.

Causas

  • Consecuencia de una enfermedad infecciosa. Normalmente los dolores pasajeros en brazos y piernas están causados por un fuerte resfriado o una gripe, pero también suelen ir acompañados de otras enfermedades infecciosas, como el sarampión o la encefalitis.
  • Artrosis, reuma o gota.
  • Polineuropatía, cuyas causas pueden ser la diabetes mellitus, el abuso del alcohol o las intoxicaciones.
  • Trastornos de la circulación sanguínea en los dedos de las manos y de los pies (enfermedad de Raynaud).
  • Poliartritis, que puede causar un dolor prolongado en diversas articulaciones de las extremidades.

Tipos de dolor de extremidades

  • Braquialgias: dolor neurálgico en uno o en ambos brazos. Los dolores persistentes en los brazos pueden manifestarse como un síntoma secundario de dolores en los nervios.
  • Epicondilitis: codo de tenista. El epicóndilo es el área donde los músculos del antebrazo se unen al hueso lateral del codo. El uso excesivo de estos músculos, ocurre frecuentemente en deportes como el tenis, donde se ejecutan una extensión o rotación forzadas de la muñeca o la mano. La jardinería u otras actividades usando herramientas o las manos para sujetarlas por periodos prolongados, también pueden causar epicondilitis.
  • Epritrocleitis: codo de golfista. El codo de golfista es una condición similar al codo de tenista, pero menos común. Se debe al uso excesivo de los músculos que se usan para cerrar los puños.
  • Síndrome del Túnel Carpiano: el nervio medio que pasa entre los huesos de la muñeca y un fuerte ligamento al final de la misma se pueden comprimir. Este nervio que provee de la sensación del tacto a los tres primeros dedos y parte del dedo anular, también brinda fortaleza a los músculos del pulgar. Entre las causas del síndrome del túnel carpiano están la lesión por uso repetitivo o excesivo, enfermedad de la tiroides, diabetes, embarazo, infección, artritis reumatoide y otros tipos de artritis inflamatoria.
  • Bursitis y tendinitis: la bursitis se produce por el uso excesivo de una articulación o a causa de una lesión directa como pasa frecuentemente en la rodilla o el codo. La bursitis puede comenzar cuando la persona se arrodilla o apoya los codos sobre una superficie dura durante periodos prolongados. La tendinitis suele aparecer después de lesiones repetidas en un área en particular, como la muñeca o el tobillo. Los tendones se tornan menos flexibles con la edad y tienden a lesionarse con mayor facilidad.
  • Los dolores en los brazos también pueden manifestarse después de una radioterapia de la axila en el cáncer de mama o de una extirpación completa del pecho femenino (mastectomía).
  • Dolor del nervio ciático: se refiere a dolor, debilidad, entumecimiento u hormigueo en la pierna. Es causada por lesión o presión sobre el nervio ciático.
  • Dolor del nervio femoral: la disfunción del nervio femoral es una pérdida de movimiento o sensibilidad en partes de las piernas debido a un daño en dicho nervio. El nervio femoral está localizado en la pelvis y la pierna. Ayuda a los músculos a mover la cadera y estirar la pierna. Le proporciona la sensibilidad (sensación) a la parte frontal del muslo y parte de la pierna inferior. Un nervio está compuesto de muchas fibras, llamadas axones, rodeadas por una capa de aislamiento llamada vaina de mielina. El daño a un nervio, como el nervio femoral, se denomina mononeuropatía. La mononeuropatía generalmente significa que hay una causa local de daño a un solo nervio.
  • Los dolores en las piernas también pueden estar causados por trastornos de la circulación sanguínea: Los dolores en extremidades asociados a una defectuosa circulación sanguínea se presentan con los siguientes síntomas:
  • Entumecimiento de brazos y piernas, acompañado de calambres que llegan a las manos y los pies.
  • Aparición de algunas úlceras en las piernas.
  • Pérdida de fuerza en las manos, notar que se nos caen las cosas con frecuencia. 
  • Dolores de cabeza.
  • Tonalidad azulada en las uñas.
  • Mareos al levantarse.
  • Pesadez en las piernas y en ocasiones las manos y los dedos hinchados.
  • Varices en las piernas.
  • Fibromialgia: la fibromialgia es un trastorno común y crónico caracterizado por dolor generalizado y difuso, así como de otros síntomas. Aunque la fibromialgia se considera a menudo una condición relacionada con la artritis, no es verdaderamente una forma de artritis (una enfermedad de las articulaciones), ya que no causan inflamación o daño de las articulaciones, músculos u otros tejidos. Como la artritis, sin embargo, la fibromialgia puede causar dolor y fatiga significativa y puede interferir con la capacidad de una persona para llevar a cabo las actividades diarias. La fibromialgia se considera una condición reumática, una condición médica que afecta a las articulaciones y/o los tejidos blandos y causa dolor crónico.

AYÚDENOS A MEJORAR

Nos gustaría recibir sus sugerencias para mejorar este artículo.

ESCRIBIR UN MENSAJE

Contenidos relacionados

Dolor de hombro

ver más

#DolorArticular

Dolor en el túnel carpiano

ver más

#DolorArticular

Artrosis u Osteoartritis

ver más

#DolorArticular