Todo sobre el dolor Para pacientes y profesionales de la salud

Publicado: 06 de abril de 2016 Última Revisión: 24 de abril de 2017

Dolor orofacial

El dolor orofacial define los trastornos dolorosos que afectan tanto al área oral como facial. Estos trastornos incluyen disfunción craneomandibular, dolor neuropático, migrañas y cefaleas, trastornos de origen intraoral, intracraneal, extracraneal o patología sistémica que curse con dolor orofacial.

El dolor orofacial es el resultado de un impulso doloroso provocado por lesiones en boca y cara que es enviado al cerebro a través de una vía común: el nervio trigémino.

El dolor facial crónico afecta a más del 6% de la población adulta. Habitualmente es tratado por el odontólogo, salvo en situaciones puntuales que implican el tratamiento en una Unidad de Dolor.

Entre las causas habituales de este tipo de dolor están:

  • Síndrome de boca ardiente
  • Trastornos músculo-masticatorios
  • Trastornos de la articulación temporomandibular (sinovitis, capsulitis, artrosis, artritis reumatoide)
  • Neuralgia
  • Dolores de cabeza, migraña
  • Trastornos somatomorfos
  • Enfermedad periodontal
  • Xerostomía (síndrome de boca seca)
  • Enfermedades sistémicas

El dolor orofacial es muy complejo. Los nervios encargados de recoger la sensibilidad orofacial tienen una intrincada organización, ya que en ella intervienen los nervios craneales:

  • Trigémino
  • Facial
  • Glorofaríngeo
  • Vago
  • Tres primeros nervios cervicales

La alta prevalencia de enfermedades dentales y parodentales y la frecuencia con la que se realizan tratamientos quirúrgicos sobre las estructuras orales, son factores que aumentan la incidencia del dolor orofacial.

Tipos de dolor orofacial

El dolor orofacial puede ser de origen buco-dental, temporo-mandibular, muscular o como neuralgia craneal.

  • Dolor mucoso: causado por muchos factores distintos: alcohol, tabaco, fármacos y las prótesis. En este tipo de dolor el lugar de la lesión y el origen del estímulo coinciden. De este modo, a mayor estímulo mayor es el dolor que padecerá el paciente. Normalmente son dolores de fácil localización y pueden ser de la mucosa oral (en forma de vesículas o ampollas) o de la encía (gingivitis, periodontitis).
  • Dolor dental: la causa más frecuente de su aparición es la caries, siendo un dolor más localizado y referido.
  • Dolor masticatorio: el dolor masticatorio puede estar relacionado con los músculos de la masticación o con la alteración de la articulación temporo-mandibular. No se percibe en el sitio de la lesión, sino que usualmente presenta un patrón doloroso referido. Está causado por el bruxismo y las lesiones articulares.

El tratamiento del dolor orofacial es multidisciplinar. Participan en su tratamiento odontólogos, traumatólogos y fisioterapeutas que aportan técnicas desde cada especialidad (férulas de descarga, cirugía, terapia manual), con un objetivo final funcional. Los psicólogos pueden unirse al trabajo en los casos en los que el estrés, la ansiedad, etc. sean componentes importantes del problema del paciente.

Neuralgia del trigémino

La neuralgia del trigémino es un trastorno nervioso. Causa un dolor punzante o de tipo electrochoque en partes de la cara.

CAUSAS:
La neuralgia del trigémino proviene del nervio trigémino. Este nervio lleva las sensaciones de tacto y dolor desde la cara, los ojos, los senos paranasales y la boca hasta el cerebro. La neuralgia del trigémino puede ser causada por:

  • Esclerosis múltiple (EM) u otras enfermedades que dañan la cubierta protectora de mielina de los nervios
  • Presión sobre el nervio trigémino a causa de un tumor o un vaso sanguíneo hinchado
  • Lesión al nervio trigémino, tal como un trauma facial o una cirugía oral o de los senos paranasales

Con frecuencia, no se encuentra ninguna causa. La neuralgia del trigémino usualmente afecta a los adultos, pero puede ocurrir a cualquier edad.

SÍNTOMAS:

  • Espasmos muy dolorosos, como pulsaciones eléctricas penetrantes que generalmente duran unos cuantos segundos o minutos, pero pueden volverse constantes.
  • El dolor por lo general solo está en un lado del rostro, con frecuencia alrededor del ojo, la mejilla y la parte baja de la cara.
  • Por lo general, no hay pérdida de sensación o movimiento de la parte afectada de la cara.
  • El dolor se puede desencadenar por contacto o sonidos.

Los episodios dolorosos de la neuralgia del trigémino se pueden desencadenar por actividades cotidianas y comunes, como cepillarse los dientes, masticar, beber, comer, tocarse la cara o afeitarse.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO: 

Los fármacos que ayudan a reducir el dolor y la proporción de los ataques pueden ser:

  • Anticonvulsivos
  • Relajantes musculares
  • Antidepresivos tricíclicos
  • La cirugía es una opción, pero no se han comprobado plenamente sus beneficios reales.

Otra opción de tratamiento es un tipo de intervención denominada descrompresión microvascular (DMV). Durante la cirugía, se coloca material entre el nervio y el vaso sanguíneo que está presionando el nervio. Otras técnicas implican destruir o cortar partes de la raíz del nervio trigémino. Los métodos usados incluyen:

  • Ablación por radiofrecuencia (utiliza calor de alta frecuencia)
  • Inyección de glicerol o alcohol
  • Microcompresión con globo percutáneo
  • Radiocirugía (utiliza energía de alta potencia)
  • Si un tumor es la causa de la neuralgia del trigémino, se debe realizar una cirugía para extirparlo.

AYÚDENOS A MEJORAR

Nos gustaría recibir sus sugerencias para mejorar este artículo.

ESCRIBIR UN MENSAJE

Contenidos relacionados

Dolor de oídos

ver más

#DolorAgudo

Cefaleas y migrañas

ver más

#DolorAgudo

¿Qué es el dolor odontológico?

ver más

#DolorAgudo