Todo sobre el dolor Para pacientes y profesionales de la salud

Publicado: 03 de abril de 2016 Última Revisión: 18 de septiembre de 2017

Dolor torácico

El dolor torácico supone para la persona que lo sufre una inquietante alerta de ataque cardíaco. Sin embargo, hay multitud de causas por las que sufrir dolor en la zona torácica, algunas son peligrosas para la salud y otras no.

Cualquier órgano o tejido en el tórax puede ser el origen del dolor, incluyendo el corazón, los pulmones, el esófago, los músculos, las costillas, los tendones o los nervios. El dolor también se puede propagar hacia el tórax desde el cuello, el abdomen y la espalda.

Causas cardiovasculares del dolor torácico:

  • Ataque cardíaco: el síntoma más común es el dolor en el pecho, que se puede sentir como dolor opresivo, presión fuerte o dolor constrictivo. El dolor se puede irradiar al brazo, el hombro, la mandíbula o la espalda.
  • Ruptura de la pared de la aorta, el gran vaso sanguíneo que lleva la sangre del corazón al resto del cuerpo, (disección aórtica) causa dolor intenso y súbito en el tórax y en la parte superior de la espalda.
  • Pericarditis: hinchazón (inflamación) en el saco que rodea el corazón que causa dolor en la parte central del pecho.

Causas pulmonares del dolor torácico:

  • Embolia pulmonar: coágulo de sangre en el pulmón.
  • Neumotórax: colapso del pulmón.
  • Neumonía: causa dolor agudo en el pecho que empeora al toser o se respira profundamente.
  • Pleuresía: inflamación del revestimiento alrededor del pulmón que puede causar dolor torácico agudo y que a menudo empeora cuando uno tose o toma una respiración profunda.

Causas digestivas del dolor torácico:

  • Espasmos o estrechamiento del esófago (el conducto que lleva el alimento desde la boca hasta el estómago).
  • Cálculos biliares, que causan dolor que empeora después de una comida (con mayor frecuencia una comida grasa).
  • Acidez gástrica o reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Úlcera gástrica o gastritis (dolor urente que ocurre si el estómago está vacío y mejora cuando uno come).

Otras causas

  • Ataque de pánico: a menudo ocurre con respiración rápida.
  • Costocondritis: inflamación donde las costillas se unen al esternón.
  • Herpes zóster: causa dolor agudo con hormigueo en un lado, que se extiende desde el tórax hasta la espalda y que puede provocar una erupción.
  • Distensión muscular de los músculos y tendones entre las costillas.

Síntomas de un ataque cardíaco

Los signos y síntomas que indican un ataque cardíaco no son iguales en todas las personas. Muchos ataques cardíacos comienzan lentamente, con dolor o molestias leves. Algunas personas no tienen síntomas. Los ataques cardíacos que se presentan sin ningún síntoma o con síntomas muy leves se conocen como ataques cardíacos silenciosos o que no causan síntomas. La mayoría de los ataques cardíacos se presentan con molestias en el centro o el lado izquierdo del pecho, que a menudo duran más de unos pocos minutos o desaparecen y vuelven a aparecer. Las molestias pueden sentirse como presión incómoda, opresión, sensación de llenura o dolor. La sensación puede ser leve o intensa. A veces, el dolor de un ataque cardíaco se parece a la indigestión o a la acidez estomacal.

No todas las personas que tienen un ataque cardíaco tienen síntomas típicos. Si usted ya ha tenido un ataque cardíaco, es posible que no tenga los mismos síntomas la segunda vez. Sin embargo, algunas personas pueden tener una serie de síntomas que se repiten:

  • Molestias en la parte superior del cuerpo (en un brazo o en ambos, en la espalda, el cuello, la mandíbula o la parte superior del estómago).
  • Dificultad para respirar, que puede presentarse al tiempo con las molestias del pecho o antes de estas.
  • Náuseas (ganas de vomitar), vómito, aturdimiento leve o mareo súbito, y sudor frío.
  • Dificultad para dormir, cansancio o falta de energía.

AYÚDENOS A MEJORAR

Nos gustaría recibir sus sugerencias para mejorar este artículo.

ESCRIBIR UN MENSAJE