Grünenthal utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, ofrecer contenidos personalizados y mejorar sus servicios. Puede consultar más información al respecto en nuestra política de privacidad. Al pulsar en el botón de “Aceptar” para cerrar este aviso, usted declara estar conforme con nuestras condiciones de uso.

OK

Dolor en el paciente oncológico: hiperalgesia y alodinia
;

Dolor en el paciente oncológico: hiperalgesia y alodinia

Videoconsejo sanitario sobre el dolor en el paciente oncológico centrado en la hiperalgesia y la alodinia. Impartido por el farmacéutico Carlos Fernández Moriano, elaborado por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, producido por Medicina TV, con la colaboración de Grünenthal.

En este video profundizaremos en el concepto de la neuropatía inducida por quimioterapia—NIQT— que es la complicación neurológica más frecuente en el tratamiento del cáncer.

En cuanto a la prevalencia de la neuropatía inducida por quimioterapia, se estima que durante el primer mes de quimioterapia puede rondar el 68%, bajar a los tres meses al 60% y situarse en un 30% a los seis meses de su finalización. No obstante, se desconoce su prevalencia real, ya que depende del fármaco que la produzca.

Entre los signos y síntomas que acompañan a la neuropatía inducida por quimioterapia podemos encontrar dos tipos:

  • Los denominados como signos positivos, que son aquellos producidos por un aumento en la función del sistema nervioso sensorial.
  • Y los signos negativos, que son aquellos provocados por una disminución de la función de nuestro sistema nervioso.

Dentro de los signos o síntomas positivos podemos distinguir entre los que aparecen de forma espontánea, como el dolor punzante o quemante, y los que aparecen de forma evocada, siendo los más destacables la hiperalgesia y la alodinia.

  • La hiperalgesia es una respuesta exagerada y un aumento extremo de nuestra percepción del dolor. Sucede cuando se dañan los nervios o cuando hay cambios químicos en los receptores que participan en la percepción del dolor.
  • Por su parte, la alodinia consiste en una percepción dolorosa frente a un estímulo que normalmente no genera dolor alguno. Por ejemplo, sentir dolor con el simple roce de la piel.

Una de las localizaciones más habituales en la que los pacientes oncológicos notifican estos síntomas de dolor es la zona conocida como la de “medias y guantes”, es decir, dolor localizado generalmente en los pies, en los dedos de los pies y en las manos.

 

Dolor en el paciente oncológico: hiperalgesia y alodinia

Haga clic aquí para el vídeo-consejo

Comparta esta historia:

Contenido relacionado

Manejo y tratamiento del dolor en la consulta de Atención Primaria

Libros y manuales

30 de May 2018 Manejo y tratamiento del dolor en la consulta de Atención Primaria
Completo manual coordinado por los doctores Antonio F. Aragonés Jiménez y José M. López-Millán Infantes.

Media:

La información proporcionada en Dolor.com no pretende sustituir el diagnóstico, el tratamiento o las recomendaciones de su médico. Si usted es un profesional sanitario, le recomendamos que lea atentamente las consideraciones generales para controlar el abordaje del dolor con cualquier fármaco que contenga un mecanismo de acción opioide.