Todo sobre el dolor Para pacientes y profesionales de la salud

Publicado: 09 de marzo de 2016 Última Revisión: 04 de mayo de 2017

Guía de autocuidado del cuidador

La labor de los cuidadores, sean profesionales o familiares es fundamental. En España hay de 8.657.705 personas mayores de 65 años, lo que supone un 18,4% de nuestra población (datos enero 2016). En una población claramente envejecida la labor de los cuidadores es fundamental en el alivio del dolor. Tanto profesionales como familiares que desarrollan actividades de cuidados a los enfermos deben de estar formados para desarrollar esta actividad con las garantías necesarias de atención al paciente y al mismo tiempo preservar su salud.

Los cambios en las expectativas de vida y el envejecimiento de la población española han provocado en las últimas décadas que aumente considerablemente la cantidad de personas dependientes a causa de enfermedades crónicas, discapacitantes o por la edad.

La dependencia es, en la mayoría de los casos, asumida por el entorno familiar y muy especialmente por la mujeres. En el entorno del paciente dependiente, el dolor es el síntoma más indicativo de que algo no funciona adecuadamente y es el alivio del dolor el objetivo preferente de los cuidadores y familiares.

Cuidar a otro a menudo implica múltiples tareas desconocidas, como monitorizar el dolor y otros síntomas, administrar medicamentos, tratar con los efectos secundarios, ayudar al enfermo a cambiar de postura y comunicarse con los profesionales de la salud. Además de atender las exigencias físicas y emocionales que implica cuidar a alguien, las familias y los cuidadores deben adaptarse y sobrellevar las alteraciones que se producen en sus propias vidas diarias.1

La capacidad para sobrellevar las exigencias derivadas de cuidar a otro, varía de unas personas a otras. Algunos familiares y cuidadores pueden dominar las tareas derivadas del cuidado y parecen sobrellevar bien los desafíos que se les presentan. Otros, por distintos motivos, como por ejemplo: cuidado de los hijos, responsabilidades en el trabajo, problemas de salud y angustia emocional, tienen más dificultad para sobrellevar estas exigencias e informan niveles más elevados de depresión y tensión.1

En los últimos años, diversos estudios han tratado como la sobrecarga ocasionada por el cuidado de pacientes con dolor crónico afecta a las personas con enfermos a su cargo.

En 1999, la Organización Mundial de la Salud definió al cuidador primario como “la persona del entorno de un paciente que asume voluntariamente el papel de responsable del mismo en un amplio sentido; este individuo está dispuesto a tomar decisiones por el paciente, decisiones para el paciente y a cubrir las necesidades básicas del mismo, ya sea de manera directa o indirecta”.2

Se ha confirmado que ser un cuidador tiene un impacto en la vida y en la salud. Existen estudios que han encontrado que entre 46 y 59 % de los cuidadores primarios están clínicamente deprimidos y utilizan prescripciones para depresión, ansiedad e insomnio dos o tres veces más que el resto de la población.3

Ser cuidador de un paciente con dolor crónico, en muchas ocasiones conlleva el riesgo de convertirse en un paciente con dolor. Las cuidadoras de ancianos dependientes suelen presentar elevados índices de sobrecarga por las propias características de estos pacientes, que requieren gran cantidad de cuidados; además la mayoría suelen presentar problemas físicos como dolores lumbares, cervicales y de brazos por la movilización constante del paciente para el aseo, el cambio de pañales, el incorporarlo para comer o pasarlo a su silla ,etc; con el agravante de que la mayoría de ellas son mujeres de más de 50 años, lo que incrementan las lesiones de espalda y se niegan a tratarse por no dejar de cuidar al enfermo.4

El autocuidado del cuidador es fundamental para garantizar la calidad de vida de la persona a la que se atiende a diario.

En esta página le proporcionamos una sencilla Guía de Autocuidado del Cuidador con la que usted podrá poner en práctica pautas de comportamiento que le serán de gran ayuda.
 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Parejas y cuidadores de pacientes con cáncer que sufren dolor. International Association for the Study of Pain. http://www.iasppain.org/files/Content/ContentFolders/GlobalYearAgainstPain2/CancerPainFactSheets/PartnersCaregivers_Spanish.pdf.
  2. World Health Organization. WHO Fact Sheet “Caregiving”. Geneva: WHO; 1999.
  3. Olga Isabel Alfaro-Ramírez del Castillo, Tania Morales-Vigil, Fernando Vázquez-Pineda, Sofía Sánchez-Román, Bertha Ramos-del Río, Uriah Guevara-López. Sobrecarga, ansiedad y depresión en cuidadores primarios de pacientes con dolor crónico y terminales. Rev Med Inst Mex Seguro Soc 2008; 46 (5): 485-494.
  4. Villarejo Aguilar L, Zamora Peña MA, Casado Ponce G. Sobrecarga y dolor percibido en cuidadoras de ancianos dependientes. Enfermería Global nº27, 2012.

AYÚDENOS A MEJORAR

Nos gustaría recibir sus sugerencias para mejorar este artículo.

ESCRIBIR UN MENSAJE

Contenidos relacionados

Viajar con dolor

ver más

#ActividadYDolor

Aspectos psicológicos del dolor

ver más

#DolorCrónico

Aula Fundación Grünenthal de Dolor

ver más

#ActividadYDolor