Todo sobre el dolor Para pacientes y profesionales de la salud

Publicado: 04 de abril de 2016 Última Revisión: 12 de septiembre de 2017

Artrosis u Osteoartritis

La osteoartritis es la forma más común de artritis y causa dolor, inflamación y disminución de los movimientos en las articulaciones. Puede ocurrir en cualquier articulación, pero generalmente suele afectar a las manos, las rodillas, las caderas o la columna.

La artrosis, también conocida como osteoartritis, es una enfermedad de las articulaciones o coyunturas que afecta principalmente al cartílago. El cartílago es un tejido resbaladizo que cubre los extremos de los huesos en una articulación, permite que los huesos se deslicen suavemente el uno contra el otro y amortigua los golpes que se producen con el movimiento físico. Con la osteoartritis, la capa superior del cartílago se rompe y se desgasta. Como consecuencia, los huesos que antes estaban cubiertos por el cartílago empiezan a rozarse. La fricción causa dolor, hinchazón y pérdida de movimiento en la articulación. Con el tiempo, la articulación puede perder su aspecto normal, además, pueden crecer espolones alrededor de la articulación. Algunos pedazos de hueso o de cartílago pueden desprenderse y quedar atrapados dentro del espacio que existe en la articulación, lo que causa más dolor y daño.

Causas

Por lo general la osteoartritis aparece gradualmente, con el paso del tiempo. Puede ser causada por los siguientes factores de riesgo:

  • El sobrepeso.
  • El envejecimiento.
  • Las lesiones de las articulaciones.
  • Los defectos en la formación de las articulaciones.
  • Un defecto genético en el cartílago de la articulación.
  • La fatiga de las articulaciones como consecuencia de ciertos trabajos o deportes.

Síntomas

La osteoartritis puede ocurrir en cualquier articulación, pero es más corriente en las manos, las rodillas, las caderas y la columna.
Las señales de alerta de la osteoartritis incluyen:

  • Rigidez en una articulación al levantarse de la cama o después de estar sentado por mucho tiempo.
  • Hinchazón o sensibilidad al tacto en una o más articulaciones.
  • Sensación de ruptura o el crujido de huesos rozando el uno contra el otro.

Localizaciones de la osteoartritis (OA)

  1. Osteoartrisis de las caderas: si afecta a la cadera, es posible sentir dolor en la ingle, en el interior del muslo o en la parte exterior de la cadera. Algunas personas sienten dolor reflejado en la rodilla o en los lados del muslo (es decir, perciben dolor en una zona que en realidad no ha sido afectada). El dolor podría hacer cojear al caminar.
  2. Osteoartrisis de las rodillas: puede sentir dolor al mover la rodilla. También es posible sentir una sensación “áspera” o de “agarre” en la rodilla al moverla. Subir o bajar escaleras o levantarse de una silla puede resultar doloroso. Si el dolor le impide mover o ejercitar la pierna, los músculos grandes que rodean la zona se debilitarán.
  3. Osteoartrisis de las manos: la OA en las articulaciones de los dedos de la mano puede producir dolor, hinchazón y, con el tiempo, la formación de brotes óseos (espuelas) en estas articulaciones. Si las espuelas se forman en las articulaciones del extremo de los dedos, se les llama nódulos de Heberden. Si aparecen en las articulaciones del centro de los dedos, se les llama nódulos de Bouchard. Es posible que observe enrojecimiento, hinchazón, sensibilidad al tacto y dolor en la articulación afectada, especialmente durante la etapa inicial de la OA cuando se están formando estos nódulos. Estos nódulos pueden causar dolor en las articulaciones de los dedos y hacer que éstas se vean más gruesas. Actividades que requieren movimientos finos de sus dedos, como pellizcar, puede resultar difícil.
  4. Osteoartrisis de los pies: si la OA le afecta a los pies, posiblemente sienta dolor y sensibilidad al tacto en la articulación grande que se encuentra en la base del dedo gordo. Calzar zapatos apretados o tacones altos puede empeorar el dolor.
  5. Osteoartrisis de la columna vertebral: el desgaste crónico de discos de la columna vertebral y el brote óseo que esto conlleva puede producir rigidez y dolor en el cuello y la zona lumbar. Además, podría ejercer presión adicional sobre los nervios de la columna. A esto se le conoce comúnmente como contractura. Puede que se sienta dolor en el cuello, hombro, brazo, la zona lumbar de la espalda o hasta en las piernas. Cuando la OA afecta los nervios de la columna puede que se manifieste como debilidad o entumecimiento en brazos o piernas.

Tratamiento

Los médicos combinan tratamientos que se ajustan a las necesidades, el estilo de vida y la salud del paciente. El tratamiento de la osteoartritis tiene cuatro objetivos principales:

  1. Mejorar el funcionamiento de la articulación.
  2. Mantener un peso saludable.
  3. Controlar el dolor.
  4. Lograr un estilo de vida saludable.

El plan de tratamiento para la osteoartritis puede incluir:

  • Ejercicio.
  • Control de peso.
  • Descanso y cuidado de las articulaciones.
  • Técnicas para controlar el dolor sin medicamentos.
  • Medicamentos.
  • Terapias complementarias y alternativas.
  • Cirugía.

Diferencias entre la osteoartritis y la artritis reumatoide

A menudo se cofunde la osteoartritis con la artritis reumatoide. Éstas son enfermedades muy distintas. Algunas personas pueden tener osteoartritis y artritis reumatoide al mismo tiempo. También es posible que algunos confundan la osteoartritis con la osteoporosis. Ambas enfermedades se centran en problemas con los huesos (literalmente, osteo significa hueso), pero no son iguales. La osteoporosis hace que los huesos pierdan masa y se vuelvan quebradizos, lo que puede ocasionar fracturas dolorosas.

Osteoartritis

  • Por lo general comienza después de los 40 años.
  • Suele desarrollarse lentamente a lo largo de muchos años.
  • Afecta algunas articulaciones y puede presentarse en ambos lados del cuerpo.
  • El enrojecimiento, calor e hinchazón suelen ser mínimos. La rigidez matinal es frecuente y puede ser severa, pero breve (menos de 30 minutos).
  • Normalmente afecta sólo determinadas articulaciones, como las de las manos, las caderas, las rodillas y la columna vertebral. Rara vez afecta las muñecas, los codos o los tobillos, excepto como consecuencia de una lesión.
  • No causa una sensación generalizada de enfermedad.

Artritis reumatoide

  • Suele comenzar entre los 30 y los 60 años.
  • Puede desarrollarse súbitamente, en semanas o meses.
  • Normalmente afecta muchas articulaciones, pero es frecuente que comience en las articulaciones pequeñas en ambos lados del cuerpo.
  • Causa enrojecimiento, calor, hinchazón y rigidez matinal en las articulaciones (la cual con frecuencia dura horas).
  • Afecta muchas articulaciones, como muñecas, codos, hombros, caderas, rodillas y tobillos.
  • Suele causar una sensación general de enfermedad y fatiga, así como pérdida de peso.

AYÚDENOS A MEJORAR

Nos gustaría recibir sus sugerencias para mejorar este artículo.

ESCRIBIR UN MENSAJE

Contenidos relacionados

Dolor de rodilla

ver más

#DolorArticular

Artrosis y alimentación

ver más

#AlimentaciónYDolor

Dolor de hombro

ver más

#DolorArticular