Entrevista - Enfermería y Dolor

29 de mayo de 2023

El 12 de Mayo de 2023

Día Internacional de la Enfermería


El 12 de mayo de 1820 nace Florence Nightingale, considerada la precursora de la Enfermería tal y como la conocemos hoy en día, y creadora del primer modelo conceptual de la profesión. Por ello celebramos el Día Internacional de la Enfermería cada año en esta fecha. De esta manera, rendimos homenaje al trabajo que realizan estas profesionales tan importantes en la atención sanitaria que recibimos tan cercana, empática y de calidad.

En el marco de la celebración de este Día, hemos hablado con Manuela Monleón, enfermera del equipo de soporte de Atención Primaria Domiciliaria de Legazpi, Madrid, sobre el significado de esta celebración, la esencia del papel de la Enfermería en el Sistema Nacional de Salud y su papel en el correcto abordaje de las personas con dolor.


¿Qué significado tiene la celebración del Día Internacional de la Enfermería para vuestro colectivo?

Es un día para recordar nuestra profesión y hablar de ella a la población, también un día para la reflexión de cómo hemos mejorado y cuál es el camino a seguir creciendo profesionalmente, un día de múltiples encuentros profesionales donde se analizan temas concernientes a la Enfermería.


El año 2020 la OMS lo declaró como Año Internacional de la Enfermería. ¿Esto que ha supuesto?

Sí, ¡y menudo año! No sabíamos que venía acompañado de una pandemia. Una imagen vale más que mil palabras y se ha podido ver la implicación de las enfermeras en el cuidado de las personas.

Ha sido un año francamente durísimo, con un impacto sobre la salud que tardará tiempo en resolverse. Ahora tenemos que atender la cronicidad que ha dejado, no solo a nivel físico (lesiones pulmonares, vasculares, etc.), sino psicológico (impacto de la enfermedad, duelos, etc.), social (bajas laborales, pérdidas del rol, etc.) y espiritual, como sentido de vida con toda esta problemática.

La OMS declaró 2020 como el año de las enfermeras, coincidiendo con el 200 aniversario del nacimiento de Florence Nightingale. Un homenaje por nuestra intervención tanto en el ámbito asistencial, de la educación y docencia, como en la investigación. También por la necesidad de impulsar nuestro trabajo y los roles de Enfermería Avanzada, que están demostrando una gran eficacia en la expansión de la cobertura sanitaria universal, aprovechando el desarrollo técnico, profesional y científico de las enfermeras.

La OMS identificó este año para impulsar nuestro trabajo sabiendo que somos los profesionales sanitarios más cercanos a la población, ¡y claro que se impulsó!

Justo en 2020 terminaba la campaña NursingNow iniciada en el 2018 y promovida por la OMS y el CIE, con el objetivo de desarrollar nuevos modelos de cuidados comunitarios para promover la salud y prevenir la enfermedad.

Debido a la situación que desencadenó la pandemia, ha sido imposible seguir desarrollando los proyectos iniciados en España en 2019, porque lo importante ha sido salvar vidas. Pero seguimos con el deseo de construir un sistema sanitario que responda a las necesidades de la población y mejore la salud y el bienestar de las personas.

Estos proyectos de cambio necesitan de la implicación de las enfermeras en las esferas donde se toman decisiones; en campos de política y de gestión, como promueve la campaña Nurses Together, impulsando el liderazgo enfermero en temas de salud.


¿Cuál sería esa esencia de la Enfermería frente al resto de profesionales?

Tener en cuenta las respuestas humanas ante cualquier situación de salud, entendiendo salud como la integración de todas las esferas del ser humano.. Por eso solo podemos hablar del cuidado individualizado a través de una valoración integral, diagnóstico y objetivos consensuados que nos lleven a ese bienestar, en lo posible, de la persona y su entorno.

Uno de los objetivos de la Enfermería es conseguir la máxima autonomía de las personas. Por eso trabaja como impulsora del autocuidado que, como decía Orem, son esas actividades que las personas realizan por sí mismas, voluntariamente para mantener el máximo nivel de salud y el bienestar. Y para ello educa, trabaja como un entrenador en salud, acompañando en la vida de las personas desde antes de nacer hasta que mueren. Y cuando la autonomía no sea posible, ayudará a los cuidadores, seguirá educando en cuidados específicos, suplirá cuando el paciente no pueda, acompañará el duelo, etc.

Desde el punto de vista del equipo de salud, la enfermera interviene según sus competencias en un trabajo interdisciplinar y colaborativo; por ejemplo, realizando cuidados específicos e intervenciones avanzadas que se requieran. En todos los entornos asistenciales, sea comunitario (centro de salud, residencias, colegios, etc.) u hospitalarios.


¿Cómo os veis dentro de la estructura de los profesionales sanitarios?

Actualmente, el que no trabaje en equipo está fuera de juego. La Enfermería forma parte de un equipo sociosanitario que, con sus competencias multidisciplinares, hace de nexo con otros profesionales de la salud.


¿Cómo percibes el cambio generacional?

Yo ahora veo que las enfermeras llegan a su puesto con una potencia, un conocimiento y un saber qué es sorprendente. Un ejemplo es el desarrollo de investigación en Enfermería, es una disciplina que no es fácil, requiere tiempo y formación.


¿Qué diferencias existen entre la enfermera que trabaja en el entorno más próximo al enfermo, la comunidad, su domicilio y la hospitalaria?

Existen diferencias sustanciales. Las dos somos enfermeras graduadas en la universidad después de cuatro años, con especialidad realizada vía EIR de dos años o no, con la meta de que el paciente recupere su salud y/o bienestar, pero donde la experiencia [PAB5]en realizar los cuidados específicos, en el entorno donde se encuentre el paciente, no son los mismos. Esto se ve muy claro si comparas una enfermera de Cuidados Intensivos con una enfermera de Geriatría de una residencia de mayores. Si queremos una atención de calidad, todas no servimos para todo. Existen actualmente varias especialidades de Enfermería desarrolladas: Obstétrico-Ginecológica, Salud Mental, Familiar y Comunitaria, Geriatría, Pediatría y enfermera del Trabajo; pues en cada comunidad autónoma es diferente su reconocimiento.

Está claro que la comunicación entre ambas profesionales es necesaria para que el cuidado alcance los objetivos. El paciente va a moverse entre los diferentes entornos y no podemos permitir que haya una discontinuidad de cuidados y de la atención.


Y en el campo del cuidado de la persona con dolor, ¿existirían diferencias entre las asistenciales comunitarias o de AP y las hospitalarias?

Lo mismo. Sabemos que el dolor es un problema transversal presente en diferentes campos o disciplinas enfermeras, pero el cuidado en un entorno y en otro es diferente.

Hace falta mucha formación a todos los niveles y entornos asistenciales y además existen unos cuidados específicos que necesitan de especialización o por lo menos de una práctica avanzada, unos roles y competencias específicas. Por ejemplo, las intervenciones avanzadas que realiza una enfermera en una unidad de dolor, no se pueden realizar en AP porque se necesita un equipo específico, tanto a nivel profesional como a nivel material. Existen intervenciones de entrenamiento en autocuidado que se pueden compartir pero en cuanto a cuidado específico de la unidad o del centro de salud, hay diferencias.

Este concepto de enfermera de práctica avanzada en dolor se refiere a aquella con un conocimiento experto, con capacidad para tomar decisiones complejas y con las competencias clínicas necesarias para poder llevar a cabo una práctica ampliada o avanzada, con una formación mayor en el campo donde desarrolla su especificidad.

Por su parte, la enfermera de AP, que es especialista en atención familiar y comunitaria, posee conocimiento sobre cómo cuidar a la persona con dolor y, sobre todo, cómo prevenir el dolor y cuidará de la persona para que no llegue a tenerlo.

No obstante, si el dolor aparece y se cronifica, o su atención es compleja, es necesario la intervención de una enfermera experta en este este tipo de cuidado. Por eso, mientras no exista una especialidad como tal para las enfermeras que trabajamos para aliviar el dolor complejo desde las unidades de dolor, como en los servicios de Cuidados Paliativos, abogo por el desarrollo de la Enfermería de Practica Avanzada en Dolor, de la misma forma que para el cuidado de la persona con necesidades paliativas, sea el entorno asistencial que sea, el desarrollo de la enfermera de Practica Avanzada en Cuidados Paliativos. Hemos dicho que los roles de la Enfermería deben ir cambiando y respondiendo a las necesidades de la población, y esta propuesta sería una buena respuesta para conseguir el bienestar de las personas.

Este cambio debería ir dirigido a que todos los profesionales implicados trabajemos en equipo, que no quiere decir juntos, sino que compartamos objetivos con la confianza de que cada uno haremos lo que tenemos que hacer y es mejor para cada paciente, creando un entorno colaborativo que rompa las barrera de nuestros entornos asistenciales. Apostamos muy fuerte por la Práctica Avanzada porque creemos que se necesita.


¿Qué dificultades supone la falta de formación del paciente?

Ese es un tema apasionante sobre todo desde AP. Una de las tareas de las enfermeras es entrenar en salud, entrenar al paciente para que tenga la mejor condición de salud. En el caso del dolor, cuidamos el impacto del dolor en lo físico, pero también en lo psicológico, en el aspecto social, etc.


Entrevista con:

Manuela Monleón; @manuelamonleon Twitter



Comparta esta historia:

Contenido relacionado

Monográfico “Actualización en Dolor Crónico”

Libros y manuales

27 de abril 2024 Monográfico “Actualización en Dolor Crónico”
En esta actualización el Dr. Ribera nos habla de conceptos generales de tipos de dolor, de los datos asociados según el último barómetro, de las novedades en los tratamientos analgésicos y de hacia dónde apuntan las nuevas investigaciones, entre otras cuestiones
Presente y futuro de la atención primaria: Vocación y motivación

Dolor crónico

18 de mayo 2023 Presente y futuro de la atención primaria: Vocación y motivación
En estos últimos tiempos, cobra mayor importancia si cabe reconocer la labor de los médicos y enfermeros de atención primaria como pilar fundamental del tratamiento del paciente crónico.

Media:

Contacte con nosotros:

Tel: 91 301 78 00

Email: info@dolor.com

Nuestro equipo humano

La información proporcionada en Dolor.com no pretende sustituir el diagnóstico, el tratamiento o las recomendaciones de su médico. Si usted es un profesional sanitario, le recomendamos que lea atentamente las consideraciones generales para controlar el abordaje del dolor con cualquier fármaco que contenga un mecanismo de acción opioide.