¿Cómo mejorar el dolor crónico a través de la nutrición?

7 de febrero de 2024


No es solo el qué comemos, sino que el cuánto y el cómo, tienen que ver con la salud y ciertas patologías que se padecen. La alimentación es un hábito que forma parte del estilo de vida.

Por lo tanto, cuidar nuestra dieta puede mejorar la salud e influir directamente en la experiencia de dolor.

Diferenciar entre alimentarse y nutrirse, saber que debemos evitar y cuales son algunos de los hábitos más saludables, nos ayudará en este proceso. En esta infografía lo resumimos:



Si quiere saber más, puede consultar los siguientes artículos:


Si quieres acceder aquí a la guía completa sobre el “El autocuidado en las personas con dolor”



Comparta esta historia:

Contenido relacionado

Movilidad y funcionalidad en dolor crónico

Medidas no farmacológicas

14 de febrero 2024 Movilidad y funcionalidad en dolor crónico
En esta infografía os damos unas recomendaciones sobre cómo mejorar nuestra actividad y el ejercicio que realizamos.
La importancia de las relaciones, el ocio y el tiempo libre en el dolor crónico

Medidas no farmacológicas

23 de enero 2024 La importancia de las relaciones, el ocio y el tiempo libre en el dolor crónico
El dolor crónico puede hacernos sentir soledad y sentimientos de inutilidad y/o tristeza, que se suman en ocasiones a ciertas dificultades físicas. Todo ello promueve que, en muchas ocasiones, elijamos quedarnos en casa.
Estilo de vida y autocuidado en dolor crónico

Medidas no farmacológicas

25 de enero 2024 Estilo de vida y autocuidado en dolor crónico
Las personas que presentan cualquier problema de salud crónico, como es el caso de las que padecemos dolor de forma permanente, necesitamos adoptar las medidas para lograr el mayor nivel de autonomía y de calidad de vida que la situación de la enfermedad nos permita.

Media:

Contacte con nosotros:

Tel: 91 301 78 00

Email: info@dolor.com

Nuestro equipo humano

La información proporcionada en Dolor.com no pretende sustituir el diagnóstico, el tratamiento o las recomendaciones de su médico. Si usted es un profesional sanitario, le recomendamos que lea atentamente las consideraciones generales para controlar el abordaje del dolor con cualquier fármaco que contenga un mecanismo de acción opioide.