;

Dolor abdominal

06 de abril de 2016 Última revisión: 15 de diciembre de 2021

Hasta el 10% de todas las presentaciones al servicio de urgencias son pacientes que presentan dolor abdominal.1

Patogénesis

Antes de intentar determinar la etiología de un paciente con dolor abdominal, es importante entender su patogénesis. Hay receptores del dolor que se encuentran en el abdomen y que responden a estímulos tanto mecánicos como químicos. El estímulo mecánico principal está involucrado en la nocicepción visceral; distensión, contracción, tracción y compresión también se perciben.2

Los receptores viscerales responsables de estas sensaciones se localizan en las superficies serosales, dentro del mesenterio, y dentro de las paredes de las vísceras huecas. Los receptores de la mucosa visceral responden principalmente a estímulos químicos, mientras que otros nociceptores viscerales responden a estímulos químicos o mecánicos.2

El dolor visceral no referido se caracteriza por ser sordo, poco localizable y generalmente de línea media, en el epigastrio, la región periumbilical o la parte inferior del abdomen.2

En contraste, el dolor referido es doloroso y es percibido como que está cerca de la superficie del cuerpo. Además del dolor, se puede evidenciar hiperalgesia cutánea y aumento del tono muscular de la pared abdominal (que explica la rigidez de la pared abdominal a veces observada en pacientes con un abdomen agudo). El dolor referido se localiza normalmente en dermatomas cutáneos que comparten el mismo nivel de médula espinal que las entradas viscerales afectadas.2

Causas del dolor abdominal localizado

Se debe sospechar que la pared abdominal es la causa de los síntomas cuando hay una queja de dolor abdominal crónico e incesante que no está relacionado con la alimentación o la función intestinal, pero claramente relacionado con el movimiento. Aproximadamente 10%- 30% de los pacientes que se van al especialista con dolores abdominales crónicos finalmente son diagnosticados con dolor crónico de la pared abdominal crónica.2

Causas funcionales del dolor abdominal

Hay 3 trastornos funcionales más comunes asociados con el dolor abdominal2:

  1. Dispepsia funcional
  2. Síndrome del intestino irritable (SII)
  3. Síndrome de dolor abdominal mediado centralmente

Características del dolor abdominal2

  • Ubicación / Irradiación
    • Dolor que irradia la espalda puede indicar pancreatitis
    • El cólico renal irradia la ingle
  • Inicio de acción
    • El dolor por pancreatitis puede ser gradual y constante
    • Perforación y peritonitis son dolores repentinos y máximo al inicio
  • Calidad
    • Ardor es típico del ERGE
    • Dolor con cólicos es típico de gastroenteritis u obstrucción intestinal
  • Patrón del dolor
    • Dolor después de las comidas puede ser por dispepsia
    • Dolor crónico después de 1 hora de la ingesta de comida puede ser por isquemia mesentérica crónica
  • Síntomas asociados
    • Distensión abdominal puede indicar el sobrecrecimiento de bacterias en el intestino delgado, pseudo-obstrucción intestinal crónica u obstrucción del intestino delgado

Diagnóstico

El diagnóstico rápido y preciso es importante para comenzar el tratamiento tan pronto como sea posible para asegurar el mejor resultado posible.1

El proceso estándar de diagnóstico para un paciente que presenta dolor abdominal incluye; tomar la historia clínica y realizar un examen físico y análisis adicionales como exámenes de sangre, orina y si se consideran necesarias radiografías simples. El uso de imágenes adicionales, especialmente la tomografía computarizada, ha aumentado en la última década, debido a su precisión diagnóstica.1

Dispepsia

La dispepsia constituye el 2-3% de las consultas en Atención Primaria y 40% de todas las consultas gastroenterológicas.3

La dispepsia funcional es un síndrome clínico caracterizado por dolor o ardor epigástrico, plenitud postprandial o saciedad temprana. Se ha demostrado que los síntomas afectan la región gastroduodenal del tracto gastrointestinal sin anomalías estructurales.3

Estos síntomas se superponen con los que surgen de otras afecciones gastrointestinales, incluida la enfermedad de úlcera péptica, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) y los trastornos funcionales como el síndrome del intestino irritable (SII). La prevalencia de la ERGE y el SII también es mayor en pacientes con dispepsia.4

Causas

La dispepsia es un síntoma y no un diagnóstico. Los diagnósticos que podrían causar dispepsia incluyen enfermedades gastrointestinales orgánicas como la úlcera péptica, ERGE y en menor medida la malignidad. Sin embargo, la dispepsia funcional (también conocido como dispepsia no ulcerosa) es el diagnóstico subyacente cuando las investigaciones no revelan ninguna patología orgánica. Quizás los factores más importantes que contribuyen a la dispepsia son la presencia de Helicobacter pylori y el uso de medicamentos como los AINE. H. pylori está fuertemente asociado con la enfermedad de úlcera péptica y débilmente asociado con dispepsia funcional.4

Tratamiento

Se deben ofrecer consejos de estilo de vida, además de las recomendaciones de las guías NICE como dejar de fumar, reducción en el consumo de alcohol, alimentación saludable y bajar de peso.4

Las terapias comúnmente utilizadas son procinéticos, erradicación de Helicobacter pylori, agonistas de la serotonina e inhibidores de la bomba de protones, o incluso antidepresivos.3

Comparta esta historia:

Contenido relacionado

Media:

  • Referencias

    1. De Burlet KJ, Ing AJ, Larsen PD, Dennett ER. Systematic review of diagnostic pathways for patients presenting with acute abdominal pain. Int J Qual Health Care. 2018; 30(9); 678-683

    2. Pichetshote N, Pimentel M. An Approach to the patient with chronic undiagnosed abdominal pain. Am J Gastroenterol. 2019; 114(5); 726-732

    3. Liang L, Yu J, Xiao L, Wang G. Comparative efficacy of various pharmacological interventions in the treatment of functional dyspepsia: A network meta analysis. Dig Dis Sci. 2021. [Epub ahead of print]

    4. Gosson C, Gorard L, Goel R. Recommended management of dyspepsia in primary care. Prescriber. 2019; 30(11): 11-15

La información proporcionada en Dolor.com no pretende sustituir el diagnóstico, el tratamiento o las recomendaciones de su médico. Si usted es un profesional sanitario, le recomendamos que lea atentamente las consideraciones generales para controlar el abordaje del dolor con cualquier fármaco que contenga un mecanismo de acción opioide.